sábado, 24 de marzo de 2018

PAUL THORN.- DON'T LET THE DEVIL RIDE

Genero: Gospel, Blues  País: USA, Año 2018

Era una decisión obvia por mi parte iniciar la semana grande del cristianismo con un lp acorde a la misma y que pudiera recoger de alguna manera la influencia religiosa en la música moderna y sin duda básica en la música de color  y mira por dónde como tocado de la divina providencia he tenido la dicha de tener en mis manos una novedad de alta carga religiosa para incluir en este su blog ARCADIA NEGRA

PAUL THORN , el compositor de Tupelo que tanto es capaz de lanzar un sensacional blues como folk, como un lp de cantautor , o ofrecerte unas clases de country rock ha dirigido sus miras en esta ocasión a través de DON'T LET THE DEVIL RIDE hacía el mundo de la espiritualidad musical del gospel con un resultado artistico memorable como podrán comprobar . Un disco tocado de la mano de algún ser superior



En busca de la inspiración necesaria Paul Thron se fue a los Templos de la Música Negra americana, los Fame Studios de Muscle Shoals, Sam Phillips Recordings en Memphis  y a Preservation Hall en Nueva Orleans  y además de contar con las bendiciones necesarias en forma de ayuda espiritual y práctica de grandes adoradores del señor y su música The Blind Boys Of Alabama,o los McCrary Sisters, en vocales y Preservation Hall Jazz Horns , Colin Linden , Bill Hinds y, Bonnie Bishop en materia instrumental . Por supuesto que tal viaje por los sacrosantos centros y la ayuda de tales popes el material ofrecido en Don´t Let The Devil Ride es como pasajes evangélicos llenos de alma 

La colección salmónica que recoge este lp es clásica si bien Paul Thorn tiene la habilidad de utilizar todos los registros de sonidos negros para dotar de un mayor colorido a toda la colección, así hay gospel a la antigua usanza con sus coros en Come On Let's Go o Soon Will Be Done , usos blues en The Half Has Never Been Told , One More River, Don't Let The Devil Ride o You Got The Move, sonidos más soul en Keep Holdin On, Love Train ( clásico de los O'Jays)  la genial He'll Make A Way   o Something On My Mind e incluso ese folk gospeliano más blanquecino en He`s a Battle Axe . 


   

No es que Paul Thorn tenga una voz privilegiada para lograr altos tonos ya que sus rasposos sonidos no le permiten elevarse a tales alturas pero sin embargo a la hora de arreglar las canciones ha sabido bajar un pistón la velocidad de su ejecución para acomodarse mejor sin que al mismo tiempo no se perdiere ese tono de alabanza y cántico que caracteriza a los salmos y ruegos de este genero . En definitiva se necesitan convertirse el Señor este es un buen vehículo y si no lo precisan por las razones que Vds tengan este disco les servirá de igual forma para apreciar lo grande que es el Ser Humano. Tremendo lp que debería servir de banda sonora para estas datas de capuchones y desfiles

  Alabado sea el....


3 comentarios:

  1. Artefacto ideal para buscar la salvacion jaja, que rolla tan satisfactoria en "The Half Has Never Been Told" .Gracias por el sermón mi amigo ,buena semana

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. No doy a basto con tanta buena musca que nos ofreces. Espero estas vacacionoes ponerme las pilas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Motivos más que sobrados para empezar la Semana Santa con ganas de renovación.
    Pensaba que, yendo a esos lugares a los que acudió Paul Thorn para inspirarse, nada podía salir mal. Pero luego imaginé a Pitingo haciendo el mismo viaje.

    Gracias.

    PD - ¿De qué color es la piel de Dios?

    ResponderEliminar